Todos nos hemos puesto a pensar alguna vez en Las Leyes del Universo, generalmente no comprendemos bien de que se trata, algunos han buscado la “razón de ser”, y todos, absolutamente todos pedimos paz, armonía, comprensión, amor y muchas, pero muchas cosas.

La Mente da giros incontrolables pasando de forma regular por “la sección” de pensamientos obscuros, negativos, trágicos, dolorosos, igualmente pasamos por las imágenes de daños que nos ha causado la gente.  Muchas, pero muchas veces nos quedamos estancados en este tipo de “locura”, y hacemos mas pequeño nuestro círculo de pensamientos dándole vueltas y vueltas al mismo asunto, de ahí brincamos a otro similar y así sucesivamente hasta caer en las profundidades de la enfermedad, la depresión y la angustia.

Hemos encontrado que las medicinas alternativas han venido al rescate de muchos, de aquellos que no se conforman con “ese” estilo de vida, de Los Buscadores, dirían los de la tradición Mexica, “Los Guerreros”.
Otros muchos han escrito y enseñado que La Mente es nuestro mejor aliado, es el Cerebro (computadora) el que maneja los “programas” de nuestra vida: “Aquí debemos odiar”, “aquí debemos tener celos”, “aquí sentirme despreciado”, etc.  El Ego, manipulado por la mente distorsiona la verdad de los hechos, el clásico “estoy ofendido” nos lleva a un sinfín de acciones que a la larga repercuten en nuestra propia vida, conduciéndonos a la parte mas obscura de nuestra existencia actual.

Buscamos integrar nuestra propia energía al Mundo Cósmico de la Divinidad, nos damos masajes, tomamos flores de Bach, meditamos, hacemos Yoga, limpiamos nuestros centros energéticos (Chakras), rezamos, bailamos alrededor de una fogata y cantamos a la tierra, todo esto con el afán de estar mejor, de crecer, de lograr un poco de ese cielo prometido.  Aunque generalmente continuamos con nuestro vicio de pensar en lo malo, lo negro, lo obscuro, lo triste, lo doloroso y nos ponemos a ingerir una cantidad de medicamentos para “los nervios” resultando un daño a nuestra salud.
El Hombre Cósmico sin embargo, piensa que todo es parte de Un Solo Universo, el cuál, gira como un reloj, y todo está conectado entre sí, La Gran Máquina Cósmica.  El Homo Galacticus se ocupa de crecer en Comprensión, Amor, Paz, Perdón y Sabiduría, pues sabe que pasará a forma parte de una Dimensión Superior, que mientras más se acerque, mas pronto verá los resultados de una búsqueda interminable de vidas pasadas, y que la oportunidad de dar ese salto está aquí y ahora.  El camino que recorre el Hombre Cósmico es tal vez el más acertado, pues su visión lo sucesos de la Tierra y el Planeta mismo, es diferente, lo encuentra lleno de almas buscando experiencias para recorrer con éxito, algún día, su camino, pues ellos también fueron Luz y no pararán hasta encontrarla nuevamente.

La visión del mundo futuro sin tanta complicación, nos anima a seguir adelante. Ejercitando la Mente Cósmica se desenreda la maraña de las emociones y los sentimientos dañinos, cambiándolos por un “Somos Todos”, por un: “Por mi bien, el de mi prójimo y de la humanidad”. Han hecho el YO a un lado y cambiándolo por un “Nosotros”.

Dentro de esta búsqueda Cósmica ha surgido una máquina, “La Máquina Dimensional”, la que es capaz de alinear, entonar, colorear  y mover los centros energéticos (Chakras), y sin lugar a dudas, aclara y limpia la energía que traemos pegada, armoniza nuestro sistema nervioso y nos equilibra.

Fue creada con una sola intención, ayudar al ser humano en su búsqueda del Universo, para ello, se bendijo la Tierra con cantos y danzas Meshicas (Mexicas)  Se estudiaron las Geometrías Sagradas, las piedras y los metales, se diseñaron casi todas las partes usando la espiral, el círculo y el triángulo. El estudio de los colores (Cromoterapia) y los Sonidos del Universo son parte activa de La Mente Cósmica, (La Máquina Dimensional).  Los cuatro elementos en Armonía circulan dentro de esta Ingeniosa Máquina. El diseño y construcción fue hecha en una completa armonía, Obreros, Ingenieros, Técnicos, Artista, Orfebre, Arquitecto, y personal transitorio compartieron un lugar de trabajo Sagrado.

La Mente Cósmica se encuentra rodeada de Naturaleza y en un punto capaz de distinguir la Ciudad de Xalapa, donde la energía de La Máquina Dimensional se desparrama en 360º.  Su cupo es de doce personas, dos veces a la semana.

Los “Pilotos de Pruebas”, pioneros en experimentar la Máquina Dimensional, comentan: “Yo sentí Seres de Luz que paseaban por detrás de mí”, “Yo vi una ciudad de Luz”, Algunos otros experimentaron cambios de personalidad, de la timidez al asomo de seguridad.  Activación de la vida personal es uno de los Efectos Secundarios, también así una percepción del mundo exterior más clara.

Los efectos de La Máquina son definitivamente positivos, ya que su diseño, como lo dije en un principio, fue hecho con Intención y por “Mi Bien, El de mi Prójimo y de la Humanidad”.

Un Abrazo Fraternal.
José Antonio Fernández.
mentecosmica&yahoo.com.mx