• Aclara y limpia la energía que traemos pegada, armoniza nuestro sistema nervioso y nos equilibra

  • “La Máquina Dimensional”, la que es capaz de alinear, entonar, colorear y mover los centros energéticos (Chakras)

  • La Mente Cósmica, Jalapa, Veracruz, México

  • Dentro de esta búsqueda Cósmica ha surgido una máquina

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

La Mente Cósmica

Todos nos hemos puesto a pensar alguna vez en Las Leyes del Universo, generalmente no comprendemos bien de que se trata, algunos han buscado la “razón de ser”, y todos, absolutamente todos pedimos paz, armonía, comprensión, amor y muchas, pero muchas cosas.

La Mente da giros incontrolables pasando de forma regular por “la sección” de pensamientos obscuros, negativos, trágicos, dolorosos, igualmente pasamos por las imágenes de daños que nos ha causado la gente. Muchas, pero muchas veces nos quedamos estancados en este tipo de “locura”, y hacemos mas pequeño nuestro círculo de pensamientos dándole vueltas y vueltas al mismo asunto, de ahí brincamos a otro similar y así sucesivamente hasta caer en las profundidades de la enfermedad, la depresión y la angustia.

La Mente Cosmica, la maquina dimensional

La Mente Cósmica se encuentra rodeada de Naturaleza y en un punto capaz de distinguir la Ciudad de Xalapa, donde la energía de La Máquina Dimensional se desparrama en 360º. Su cupo es de doce personas, dos veces a la semana.

Dentro de esta búsqueda Cósmica ha surgido una máquina, "La Máquina Dimensional", la que es capaz de alinear, entonar, colorear y mover los centros energéticos (Chakras), y sin lugar a dudas, aclara y limpia la energía que traemos pegada, armoniza nuestro sistema nervioso y nos equilibra.

La Mente Cósmica se encuentra rodeada de Naturaleza y en un punto capaz de distinguir la Ciudad de Xalapa, donde la energía de La Máquina Dimensional se desparrama en 360º. Su cupo es de doce personas, dos veces a la semana.

Dentro de esta búsqueda Cósmica ha surgido una máquina, "La Máquina Dimensional", la que es capaz de alinear, entonar, colorear y mover los centros energéticos (Chakras), y sin lugar a dudas, aclara y limpia la energía que traemos pegada, armoniza nuestro sistema nervioso y nos equilibra.